Bernardo, nos vemos en las calles

Carta de Rubén Herrera

Bernardo: ayer 30 de enero escuchaba y veía las noticias, cuando de pronto una de ellas escapó de la normal violencia y corrupción del país, la misma indicaba que te habían detenido en Cobán, acusado de delitos que no cometiste. De pronto me llené de cólera y rabia y también de impotencia. No podía creer que el MP y los juzgados nuevamente actuaran de esa manera, para que la policía te detuviera tan impunemente.

La imagen me hizo volver de inmediato a Santa Cruz Barillas, a los presos políticos del norte de Huehuetenango y también a mi persona cuando fui detenido y encarcelado en el 2013 con falsas acusaciones. Como experiencia propia siempre he dicho que no le deseo la cárcel a nadie, sobre todo las cárceles de este país que son lugares obscuros que no benefician a nadie, no fortalecen el espíritu de nadie, todo lo contrario nos debilitan y la lucha personal por salir de ese lugar se convierte en una lucha a muerte frente a la opresión del sistema de justicia y de las empresas.

Tu caso, Bernardo Caal Xol en el inicio del 2018, no es más que el reflejo de cómo a las fiscalías y los juzgados locales les importa en nada la lucha en contra de la corrupción, vendiéndose a los intereses de sectores empresariales de lo más ruin y atrasado en este país.

El pueblo q´eqchi´ habita un espacio territorial donde la impunidad y las contradicciones más aberrantes de los empresarios se mantienen hasta hoy día, siendo esto asidero del despojo, la explotación y el racismo.

Tu caso es ejemplo para seguir aprendiendo y dejar de engañarnos. En este país hay fuerzas de muerte, pequeños grupos de poder que no quieren cambiar y que han vivido chupándole la sangre a la tierra y a los que la habitan. El despojo de los ríos es hoy por hoy la contradicción más sensible para los pueblos originarios.

Tu ejemplo nos servirá para seguir abonando el camino de nuestra resistencia y dignidad.

Tu fuerza interna, tus fortalezas, te tienen que servir para que aún en ese lugar obscuro encuentres rendijas de luz que te van a iluminar el camino hacia tu libertad, nuevamente.

Ahí, interno número XX serás siempre Bernardo Caal Xol, el q´eqchi´ líder magisterial y campesino, defensor del río Cahabón que va a continuar hablando, que no se va a callar y que siempre va a seguir guiando a su pueblo.

A todos y todas nos queda como lección no olvidar el atraso de este país que tiene rostro y que nos mete zarpazos. Tenemos que estar preparados para defendernos, resistir y vencer. Nosotros sabemos que sabrás encontrar la luz y vencer la ignominia de estar encarcelado injustamente. Ahí, en la cárcel, tenés y debés seguir siendo líder y dirigente.

Si defendés a tu pueblo, éste no te abandonará, que sea esta la causa suficiente para seguir luchando estés donde estés. No te angusties, trata de descansar. Estamos al tanto de lo que pasa con tu persona y con tu vida. Desde Los Cuchumatanes y la Luna de Xelaju te enviamos la energía suficiente para romper los barrotes.

Bernardo, cuidate que ya pronto te tendremos de nuevo en las calles.

Te abrazo. Rubén Herrera

30 de enero de 2018


Movilizaciones en Santa María Cahabón

El 14 y el 17 de febrero las comunidades de Santa María Cahabón se movilizaron para exigir la libertad de Bernardo Caal y el respeto a la decisión del pueblo, que no quiere el proyecto Oxec en su territorio. La detención de Bernardo pretende debilitar la resistencia comunitaria y favorecer el proyecto hidroeléctrico, que opera de forma ilegal (sin haber realizado consulta) y arbitraria (destruye el medio ambiente, divide a las comunidades).

Este Estado, construido para favorecer a las empresas, niega derechos mínimos.

El pueblo decidio el 27 de agosto. No a Oxec. No al desarrollo que divide.

Arte por la vida


Mensajes desde la cárcel de Bernardo Caal

31 de enero de 2018

Amigas y amigos: agradezco el apoyo y respaldo. Llevo 24 horas de ser preso político en Guatemala, en el momento de hacer estas anotaciones.

Mi lucha ha sido por la defensa del territorio.

Han transcurrido las horas y lo único que he comprobado es que el Estado que me oprime y persigue es un Estado fallido.

Saludos para todos ustedes. Yo estoy muy bien.

Mensaje desde la cárcel de Bernardo Caal

4 de febrero de 2018

Amigas y amigos. Llevo 114 horas de ser un “preso polìtico”. La criminalización en mi contra es muy fuerte. Pero también es cierto que me fortalece enormemente en la lucha para liberar a miles de familias que durante siglos han estado oprimidas por este sistema corrupto y depredador, racista y discriminador, que nos ha sometido a los pueblos originarios.

Soy un preso político encadenado por la defensa del territorio.

Creen que con encarcelarme van a silenciar mi voz…Eso no será así porque no podrán silenciar la voz de un pueblo que siempre ha luchado y siempre ha resistido.

La defensa del territorio no la hace una sola persona, sino todo un pueblo que ha aprendido de sus ancestros.

La noticia importante, estoy en la cárcel y desde acá empecé a escribir un libro sobre el tema.

Segundo mensaje de Bernardo Caal

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s