El Salvador defiende el derecho al agua

La gestión del agua debe ser pública y su administración debe estar en manos del Estado. La empresa privada no puede participar en la administración del agua, porque no puede ser juez y parte en la toma de decisiones.

Texto e infografía: Asociación para el desarrollo de El Salvador, CRIPDES.


1

El agua es un derecho humano. Una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoce que el derecho humano al agua, el agua potable limpia y el saneamiento, son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

El derecho humano al agua se entiende como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico.

2

El Salvador es un país que está al borde del estrés hídrico debido al cambio climático, la tala indiscriminada de bosques por los monocultivos de caña impulsados por los grandes empresarios en la zona costera, y la construcción de viviendas en el área urbana por empresas urbanizadoras agremiadas a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

3

No existe un marco regulatorio que obligue a las grandes empresas a hacer uso racional del agua, ni a un pago justo por la extracción, uso y comercialización de esta.

4

La gestión del agua debe ser pública y su administración debe estar en manos del Estado. La empresa privada no puede participar en la administración del agua, porque no puede ser juez y parte en la toma de decisiones.

5

Los partidos de derecha, ARENA, GANA, PCN y PDC, se quieren adueñar del agua de este país, otorgándole el control de este bien a la empresa privada, al darle mayoría en la Directiva que tomará las decisiones importantes sobre el agua, dejando prácticamente fuera de las decisiones al Estado.

6

ARENA, PCN, GANA y PDC, a través de la ANEP, han impuesto en la Asamblea Legislativa la discusión de una propuesta de ley privatizadora, elaborada por la ANEP, desechando otras propuestas elaboradas por el movimiento social, la academia y la iglesia católica.

7

Los ingenios, las empresas envasadoras de agua y otras grandes industrias están extrayendo grandes cantidades de agua, lo que genera conflictos en las comunidades por el uso indiscriminado del agua.

8

La gestión y administración del agua debe ser pública, con una institucionalidad fuerte que garantice la protección y recuperación de los ecosistemas, el cuidado de las cuencas y el aprovechamiento justo y equitativo, así como lo proponen la Universidad Centroamericana y la Iglesia Católica.

No privatización del agua

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s