Extractivismo: despojo histórico de los cuerpos y vidas de las mujeres y los pueblos

El extractivismo profundiza el modelo patriarcal que genera mayores índices de discriminación, empobrecimiento y sobrecarga de trabajo en las mujeres, a la vez que incrementa los riesgos a su estabilidad física y emocional por los altos índices de contaminación y por la violencia sexual que gira alrededor de la concentración de hombres que trabajan en las empresas, industrias o centros extractivos.

Alianza Política Sector de Mujeres, mayo de 2018.


El modelo económico marcado por una nueva forma de colonización de los pueblos ha recrudecido los mecanismos de dominación; el desarrollo tecnológico y las dinámicas financieras han posibilitado la profundización de la acumulación de capital.

En tiempos en que la máxima ganancia ha roto los parámetros éticos de la convivencia humana, llegando incluso a arriesgarse a destruir la vida del planeta y la humanidad, se hace indispensable develar las formas en que este modelo actúa, cuáles son los dispositivos de poder que instala en las relaciones sociales y, particularmente, cómo se basan, recrean y profundizan las desigualdades generadas por el patriarcado capitalista y colonial.

Este análisis pretende visualizar estos aspectos, los de índole más sutil, sumándose a los análisis ya existentes de las implicaciones que este modelo tiene sobre la naturaleza y por ende en las personas. Poco se habla de las particularidades que tiene este modelo en las mujeres, porque el triunfo de este sistema consiste, precisamente, en ocultar las formas en que funcionan, se articulan e internalizan las opresiones. Y una de las opresiones que más escondida está, es la que ha naturalizado la cosificación de la mitad de la población, las mujeres, generando su sometimiento para que su trabajo, sentido de vida y capacidad reproductiva sirva como subsidio, al mismo tiempo que garantiza, de la sobrevivencia de la especie humana y de la posibilidad de perpetuar la desigualdad que las excluye.

Para la Alianza Política Sector de Mujeres, es trascendental construir pensamiento que posibilite sustentar las luchas, difundir propuestas y sensibilizar sobre esta crisis humanitaria que pone en riesgo la vida.

A manera de síntesis

1

El extractivismo es un modelo económico y político basado en la mercantilización y explotación de elementos de la red de la vida. Básicamente es la extracción desmedida de elementos de la naturaleza, sin control ni precaución para el bienestar común, en donde los elementos obtenidos son mercantilizados y benefician a pocos individuos. Se organiza de acuerdo a las políticas neoliberales y la evangelización (iglesias, escuelas, medios de comunicación, Estado-nación) con la ideología neoliberal. Utiliza todos los métodos para ser aceptada como filosofía de vida.

Para su imposición utiliza prácticas de carácter contrainsurgente, de exterminio y despojo, que busca la acumulación de capital para los grupos de poder económico y político. Se sustenta en el despojo de largas extensiones de tierra, mar, manglares, orillas de ríos y lagos para la elaboración de productos para una economía de exportación, generalmente de empresas transnacionales. Para ello, se imponen mecanismos de institucionalización del extractivismo, a través de la creación de leyes a la medida y la facilidad de utilizar la judialización hacia personas que se oponen a estos proyectos.

2

El extractivismo se respalda en el modelo de despojo permanente en que se sostiene este sistema civilizatorio. Es histórico, adecuándose a la extracción de los bienes naturales que el proceso de industrialización requiere para la acumulación de riqueza. Básicamente es impulsado por los mismos actores: oligarquías y ejércitos nacionales y empresas transnacionales, aunque en determinados momentos se incorporen actores con los mismos pesos económicos o políticos; siempre cuentan con las burocracias serviles de los estado–nación de los países del tercer mundo.

3

El modelo extractivo profundiza el modelo patriarcal que genera mayores índices de discriminación, empobrecimiento y sobrecarga de trabajo en las mujeres, a la vez que genera mayores riesgos a su estabilidad física y emocional por los altos índices de contaminación y por la violencia sexual que gira alrededor de la concentración de hombres que trabajan en las empresas, industrias o centros extractivos.

4

Este modelo que se impone trae consigo la magnificación de una masculinidad de dominio y violencia, entrelazada con el régimen colonial. Con la entrada de empresas nacionales o transnacionales llegan generalmente hombres con poder económico y político que tienen bajo su mando a ejércitos de obreros y hombres armados para su seguridad personal y empresarial. Esta concentración de hombres en la mayoría de lugares genera la exacerbación del machismo, que se expresa en la rápida instalación de centros de comercio sexual, abriendo la posibilidad de la trata y esclavitud doméstica y sexual de niñas, como en tiempos de la guerra en Guatemala.

5

En Guatemala se han impuesto diversos tipos de extractivismo. Los monocultivos, particularmente de palma aceitera, caña, maíz, hule, camaroneras, café, banano. También las hidroeléctricas y distribución de la electricidad. La extracción de minerales y petróleo. Y por último el saqueo de conocimientos de los pueblos, que afecta la biodiversidad con el intento de privatizar las semillas y los conocimientos alrededor de los tejidos de las mujeres mayas.

6

Estos proyectos extractivos ocupan una buena parte del territorio nacional. Sólo la producción de palma, caña y petróleo ocupan la cuarta parte de la extensión del país, lo cual significa que hay una expulsión masiva de pueblos que tiene implicaciones no sólo ambientales, sino de desarraigo y sociales, en términos del cambio rotundo de prácticas identitarias y de sobrevivencia.

7

Los números cuentan, esta es la forma en que se expresan cuantitativamente los proyectos extractivos en Guatemala:

33 hidroeléctricas

307 licencias vigentes de exploración y explotación minera

599 licencias en trámite para la exploración y explotación minera

130,000 hectáreas de palma aceitera – 3% del territorio

283,898.85 hectáreas [casi 2,839 Km2] de caña de azúcar – 4% del territorio

Una minera gasta en una hora lo que una familia consume en 20 años

795,858.8 hectáreas para explorar y explotar petróleo – aproximadamente 18%

TRECSA es dueña de las líneas de transmisión de 230 Kv por 50 años. Se expande por más de 853 Km de líneas de transmisión, de 30 metros de ancho. Incluye 12 subestaciones nuevas, 12 ampliaciones de subestaciones, pasa por 15 departamentos, 74 municipios y más de 340 centros poblados.

8

Datos que desmienten la información que las empresas extractivas utilizan para justificar su estancia en los territorios. El desarrollo en Guatemala, según diferentes instituciones, no ha generado ningún avance en la población en los últimos 15 años. El 56% de la población vive en condiciones de empobrecimiento, el 46% de la niñez menor de 5 años se encuentran en condición de desnutrición crónica. Aunque exista una cobertura alta en el nivel primario, tanto en el diversificado como en la universidad la cobertura es casi nula. La cobertura del sistema de agua potable y la electricidad, pues aunque se produzca electricidad y tenemos los mayores recursos hídricos, estos dos elementos casi no llegan a la mayoría de hogares. Los empleos y las condiciones de derechos laborales cubren muy poca población, existen altos porcentajes que se encuentran en una economía informal o generación de ingresos precarios por lo tanto continúa la sobrevivencia en una situación de precariedad perversa.

9

Como consecuencia de múltiples campañas a favor de la minería, la mayoría de personas desconoce que la actividad minera representó, entre 2010 y 2015, tan solo el 0.7% de la producción total de bienes y servicios de Guatemala; y los empleos generados por toda la minería al final de 2015, según datos del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), sumaron 4,919. Asimismo, la minería es un sector independiente que está desvinculado del resto de la economía, de manera que las empresas llegan, explotan los recursos y se van. La mejor forma de trasladar algo de su actividad a la economía es por medio del pago de impuestos. Sin embargo, entre 2010 y 2015, el pago de impuestos y regalías fue cercano a los US$53 millones anuales, lo que sirvió para financiar tan solo el 0.7% del presupuesto de gastos del gobierno central guatemalteco.

10

El extractivismo también está teniendo impactos económicos, patrimoniales y de sobrevivencia de la población, ya de por sí mermada. El empobrecimiento llega a más porcentaje de la población año con año. Las mujeres son las que sostienen la vida de casi toda la población; agricultoras, cuidadoras del agua, comadronas, curanderas, hierberas, la mayoría mujeres indígenas o ladinas pobres de las áreas rurales, tienen que buscar la forma en que pueden sobrevivir ellas y sus familias porque los salarios son bajos y no les alcanzan. Muchas de ellas, aunque sienten miedo, se posicionan en contra de grandes empresas con milicias de muerte para reprimir las voces de rechazo.

11

La expulsión de sus tierras, bajo ventas forzadas y desalojos, está generando desarraigo y ruptura del tejido social comunitario, porque deja a la deriva a cada familia en lo individual, dejándolas sin el soporte histórico de sus comunidades. Esto tiene un impacto en términos personales: depresión, soledad, aislamiento; al mismo tiempo que impacta en la misma construcción histórica de los pueblos, pudiendo llegarse a un etnocidio en tanto los pueblos podrían llegar a tener limitaciones para el ejercicio de su cosmovisión.

12

El extractivismo trae consigo prácticas de control social que van desde la deslegitimación de los liderazgos comunitarios a través del chisme y el rumor y campañas públicas de desprestigio mal infundado, pasando por el encarcelamiento hasta llegar a la muerte.

13

Todo este contexto se agrava con los impactos que tiene el extractivismo en la salud de toda la población y particularmente de las mujeres. La contaminación está dejando a la población sin aguas limpias para su consumo, el de los animales, para el riego de la producción de alimentos, muchos de los cuales están desapareciendo, como las frutas de temporada y las hierbas comestibles y medicinales, lo cual a la larga afecta todo el ciclo de vida. Además se está transformando el paisaje, eliminando cerros, bosques, ríos, que han sido parte de la historia de los pueblos, de sus cosmovisiones, vida plena, expresión de su espiritualidad, así como del ocio y la recreación.

14

Para las mujeres, además de la amenaza constante de la violación sexual por parte de los hombres que llegan a sus comunidades, la contaminación está generando enfermedades hormonales que afectan la posibilidad de ser madres, o el nacimiento de criaturas con problemas de malformaciones genéticas y, como el resto de la población, se encuentran con una serie de enfermedades respiratorias, de la piel y gástricas por el consumo de elementos tóxicos a través del aire, del agua o los productos que han estado en contacto con ellos. Sin embargo, una de las denuncias más sentidas es la violencia sexual por parte de compañeros de la misma organización o lucha, y al hacer la denuncia se activa toda una estructura para proteger al agresor. Existen suficientes casos y denuncias realizadas en los últimos años que comprueban que esto es un problema grave de sociedad, y se encuentra en cualquier relación social; por lo tanto, es necesario revisar esto en nuestras prácticas y en las organizaciones. Como parte de las respuestas utilizadas por las resistencias u organizaciones se utiliza la descalificación a la/s agredida/s, utilizando como argumento que las denuncias tienen el objetivo de “destruir” la lucha o la organización. El señalamiento se dirige a la sobreviviente más no al agresor.


Texto completo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s