El grito de las mujeres nicaragüenses

laCuerda recolectó el testimonio de cuatro mujeres, jóvenes nicaragüenses, para visibilizar la situación que atraviesan en el marco de represión, tomando en cuenta que existe una campaña de desinformación; además, para compartir miradas y experiencias como método de liberación. Por razones de seguridad, sus nombres fueron modificados.


Cuando Daniel Ortega recuperó el poder el 10 de enero de 2007 como Presidente de Nicaragua, las agrupaciones campesinas y feministas se convirtieron en blanco de sus ataques. Durante años las mujeres se han movilizado en protestas acalladas por acciones represivas, que niegan el derecho a la libertad de expresión, entre otros tantos.

“Duele muchísimo no poder llorar ni gritar junto a nuestras familias”, dijo Ana, con voz tenue y lágrimas en los ojos, mientras tragaba con fuerza y empuñaba sus manos llenas de impotencia y cólera.

Aunque el malestar del pueblo se manifestó desde hace mucho tiempo, en abril de 2018 la situación política evolucionó a una crisis violenta en la que Ortega intentó controlar a la sociedad civil por medio de la fuerza. El incendio provocado en la Reserva biológica Indio Maíz y las reformas al Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) avivaron el fuego de la población, que ha buscado por más de cien días, democratizarse.

El 18 del mismo mes se vivió una de las jornadas más brutales y tan solo 24 horas más tarde falleció el primer mártir de esta lucha, Álvaro Conrado de 15 años, luego de recibir un disparo en el cuello mientras donaba agua a quienes protestaban en los alrededores de la Universidad Nacional de Ingeniería y se resistían a la represión de las fuerzas antimotines. Las balas ya no eran de goma, sino de plomo. La policía salió a las calles con armamento militar y la instrucción de matar.

La violencia sexual es una estrategia utilizada en periodos represivos y una acción militar que se ha evidenciado a lo largo de la historia en diferentes países. En el contexto nicaragüense, son pocas las organizaciones que han podido recoger información sobre estos hechos y se ha convertido en una investigación interminable, tomando en cuenta que no todas las mujeres hablan al respecto. “Hasta el momento se desconoce cuál es la estadística real de violaciones hacia las mujeres…” lamentó Viviana.

El 21 de mayo se instauró una mesa de diálogo, “que terminó siendo un reality show, sin cumplimiento de pactos” explicó Carolina. En el debate participaron representantes de diversos sectores de la población, pero los resultados fueron negativos.

Carolina compartió que, al inicio, la población exigió la renuncia de Ortega, pero él aseguró que no dejaría el poder. Luego apeló por un adelanto de elecciones, pero tampoco fue una propuesta que avanzara. “No existe una verdadera tregua. La gente dejó de creer en el diálogo y hasta la fecha esa mesa está en pausa. No sabremos si se retomará”, añadió la joven.

 

Gritomujeresnicas

 

Dossier Nicaragua


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s