Yo no debería estar encarcelado

Cambiar la historia de Bernardo Caal, preso de conciencia guatemalteco, es un paso hacia salvar el futuro de nuestro ambiente y quienes lo defienden. Actúa para cambiar su historia. Amnistía Internacional.

Yo no debería estar encarcelado. Pero esta historia no inicia ni termina conmigo.

Nuestras abuelas, abuelos y ancestros han cuidado y conservado la tierra por cientos años.

Por generaciones nos han enseñado a respetar montañas y ríos.

Tenemos un lazo sagrado con la naturaleza y es esto lo que nos mueve a protegerla.

En mi vida he sido maestro, padre y hermano.

También he sido parte de la comunidad del pueblo Q´eqchi´.

Soy un hombre de paz, pero también busco que empresas y gobiernos respeten la tierra y la naturaleza de mi pueblo.

Esto, en Guatemala, me hizo presa fácil de la criminalización.

Cuando la hidroeléctrica se instaló en el sagrado río Cahabón, sin consultarnos, líderes y lideresas comunitarios nos organizamos para pedir la suspensión de las licencias otorgadas por el gobierno.

No tardaron mucho en comenzar a decir que yo era un criminal en medios de comunicación masivos y redes sociales.

Me fabricaron delitos que no cometí.

Hoy soy un prisionero de conciencia.

Tengo la frente en alto, la conciencia tranquila y con mucha dignidad seguiré trabajando por la protección de los ríos y montañas.


Cambiar la historia de Bernardo es un paso hacia salvar el futuro de nuestro ambiente y quienes lo defienden.

#LibertadParaBernardo

Actúa para cambiar su historia.

Amnistía Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s