El tiempo se detuvo en los años 80

La esperanza continúan siendo aquellas personas y sectores (no siempre logro incluirme) para las que el silencio nunca es opción y la diversidad va (mucho) más allá de la agregación a mi figura, mi proyecto, mi idea y mis siglas. Aquellas y aquellos que creen en los proyectos colectivos y los sujetos plurales. De verdad, la comunidad entendida como sujeto no como número, es el camino. Andrés Cabanas.