Nicaragua y la izquierda muerta

Seguir apoyando al régimen orteguista, es hacer una política profundamente conservadora, anquilosada por el miedo a deshacerse del dogma conocido que nos lo explica todo: el bien, aquí; el mal, en el imperialismo gringo que todolopuede. Una izquierda viva y valiente, una izquierda no testosterónica, es la que se hace responsable de apoyar a la resistencia para que de ella pueda construirse verdadero poder popular. La que mira a Nicaragua para aprender cómo recoger aquí el malestar social sin pretender hacerlo desde un sujeto revolucionario unívoco, homogéneamente oprimido por la mano del capital o del imperio. Amaia Pérez Orozco.

Hidroeléctrica promueve falso diálogo y desarrollo en Ixquisis

Llamamos a las organizaciones sociales que tienen presencia en el área, a las comunidades en resistencia, a buscar la unidad, a mantener la cordura y no caer en provocaciones planificadas por la empresa. Nuestras luchas han sido siempre pacíficas y democráticas, sigamos adelante, luchar contra el neocolonialismo y el despojo de nuestros territorios, es justo y necesario. Consejo de Pueblos Wuxhtaj.

Una aclaración necesaria al editorial de Prensa Libre del sábado 13 de octubre de 2018

Los bienes naturales de Huehuetenango han sido asediados durante la última década por proyectos extractivos. Ante este asedio la población de Huehuetenango, en general, ha hecho uso de una serie de recursos legales y pacíficos para defender su territorio y habitantes. Prueba de ello son sus 29 Consultas Comunitarias de Buena Fe realizadas entre los años 2006 al 2015. Rubén Herrera, Coordinador de la Asamblea Departamental de Pueblos de Huehuetenango, ADH, Huehuetenango, 14 de octubre de 2018

La palabra del pueblo de Ixquisis

La empresa hidroeléctrica responsabiliza a las comunidades por generar conflictividad e ingobernabilidad. Indirectamente, asume que la población en resistencia es responsable de la muerte de un trabajador de la hidroléctrica, el 12 de octubre. La población de Ixquisis explica en este acta su versión de los hechos que desembocaron en la muerte del trabajador. Presentamos imágenes de las actas, que corresponden a la versión literal, sin transcripción.
El testimonio de la población tiene el valor de la palabra.