Que JOH no piense que soy pendejo

Anima la disponibilidad de los/as jóvenes organizándose para ayudar, acarrear víveres a pesar de los obstáculos gubernamentales, la voluntad de los hermano/as hondureños/as en el extranjero recogiendo ropa y dinero para apoyar desde la distancia, buscando alternativas para evitar el control de los recursos que desean acaparar para su beneficio político las autoridades corruptas. Jesús Leonel Garza Chinchilla.

Cambiar los sistemas alimentarios

Tenemos que comenzar a pensar en el valor de la comida, en la importancia de lo que comemos. Convirtamos la comida en una prioridad de nuestras vidas y las de nuestras familias. Siempre pongo el mismo ejemplo: el día en que uno es consciente de cómo se produce un Big Mac y de qué consecuencias tiene su producción en nuestras vidas, en el planeta y en las de los animales, la gente deja de tomarlos. Pero si no se piensa en ello, no hay cambio posible. Paolo di Croce, Slow Food.

La catástrofe es no hacer nada

De no afrontar una profunda y rápida transformación de los metabolismos económicos, enfrentaremos una gravísima desestabilización global de los ecosistemas y ciclos naturales con desastrosas consecuencias sobre los territorios y la vida. Por eso tenemos que reorientar toda nuestra vida y acción política hacia la prioridad de conservar la vida. Eso es lo que toca ahora. Esa la tarea política más importante, heroica y hermosa que tenemos por delante. Yayo Herrero, 4 de abril de 2018