Pronunciamiento ante violencia en comunidades de Ixquisis

A principios de noviembre de 2018 fue anunciado en los diferentes medios de comunicación la firma de un “Acuerdo para la Paz y el Desarrollo” en el municipio de San Mateo Ixtatán, acuerdo que concluye como el principal resultado de una mesa de diálogo en la que participaron únicamente actores que están a favor de las hidroeléctricas y con vínculos directos con la empresa Energía y Renovación, S.A. La legitimidad de este acuerdo y representatividad de las personas que en nombre de la Microrregión de Ixquisis firmaron dicho acuerdo, ha sido cuestionada en repetidas ocasiones por la Resistencia Pacífica de esta Microrregión, que desde el inicio de este proceso de diálogo, han registrado un aumento de ataques en su contra. Pronunciamiento de más de cien organizaciones.

Acuerdo en San Mateo Ixtatán: más de lo mismo, futuro incierto

Cualquier acuerdo que no investigue las violaciones de derechos humanos, los asesinatos, la criminalización, las formas en que la empresa y las instituciones estatales negociaron el otorgamiento de permisos y licencia; cualquier diálogo sin una agenda amplia que incluya la exploración de alternativas a la presencia de las empresas en los territorios; cualquier acuerdo sin consulta previa con toda la población, cae en el vacío. Es bueno para la empresa y los actores de poder que dialogan con sí mismos. Pero carece de legitimidad comunitaria y viabilidad. Andrés Cabanas.

Solidaridad con el pueblo y el territorio de Ixquisis

Los vecinos de las aldeas Pojom, San Mateo, Ixquisis, El Platanar, Bella Linda y Varsovia usan el río para bañarse, beber, lavar ropa, recrearse y para la pesca de camarones, cangrejos y peces, y aunque parezca obvio, los comunitarios mencionan que el agua de estos ríos también sirve a los animales que habitan en las montañas. Con ello nos recuerdan que los humanos dependemos del equilibrio ecológico de nuestro entorno.
Paula Irene del Cid Vargas/La Cuerda.