Comercio 2: el derecho a la protesta y a la vida

Salimos a las calles por una simple razón. Estábamos cansadas de promesas vacías e incumplidas. Veníamos trabajando desde el año pasado y no lográbamos nada.
Salimos a las calles porque Guatemala es un país donde, si no te manifiestas, ni siquiera conocen tus peticiones. Queremos que nos escuchen y que los medios de comunicación informen de nuestros problemas y nuestra realidad.
Si ellos tienen el derecho a la libre locomoción, nosotros tenemos el derecho a la protesta y sobre todo el derecho que ningún ciudadano puede romper, que es el derecho a la vida. Varias autoras.

Con dolor. En rebeldía

Esta es una guerra y no nos vamos a guardar nuestras armas. Nuestra arma más grande es la voz. Nuestras voces en nombre de todas las niñas asesinadas y de las que aún están con vida. Llenas de indignación, rabia, dolor y rebeldía. Varias autoras.

Paisaje después de la masacre

Nuestra tarea es hacer ordinario, normal, lo que hoy es esporádico y fugaz: la convivencia lúdica, las manifestaciones colectivas de respeto, la construcción de la justicia como ideal personal y colectivo. Un Estado diferente, formas de relacionarnos y convivir distintas, ideales y sentidos de vida transformados. Andrés Cabanas.