Una ley para quebrantar siglos de fuerza y cuidado comunitario

La consulta a los pueblos indígenas no es un procedimiento administrativo, sino es inherente al ejercicio del derecho de autodeterminación de los pueblos. La consulta no puede decidirla una oficina con tufo criollo y de corte militar. Son los pueblos quienes deben decidir qué les afecta y qué se pone a discusión, no el Estado. La Ley está hecha para quebrantar siglos de fuerza y cuidado comunitario. 
La consulta debe estar regulada en la Constitución Política de la República como el derecho a la libre determinación de los pueblos. Posición de Consejo del Pueblo Maya -CPO sobre el proyecto de ley que reglamenta las consultas comunitarias, Iniciativa de Ley de Consulta a los Pueblos Indígenas según el Convenio 169.