Ik’al chamel/Veneno negro

¿Dime cómo maldigo a las empresas?
¿cómo arrojo su veneno?
Si su veneno está impregnado en mis huesos
y por más que invoco a los dioses
para arrancar esta enfermedad,
todo mal se desborda en mí. Susi Bentzulul, poeta maya totsil.