El grito de las mujeres nicaragüenses

laCuerda recolectó el testimonio de cuatro mujeres, jóvenes nicaragüenses, para visibilizar la situación que atraviesan en el marco de represión, tomando en cuenta que existe una campaña de desinformación; además, para compartir miradas y experiencias como método de liberación. Por razones de seguridad, sus nombres fueron modificados.

Alberto Acosta: “La izquierda debe hacer una profunda autocrítica”

Si realmente busca transformar la sociedad, la izquierda debe partir de nuevos planteamientos básicos. Una izquierda feminista, que enfrente el patriarcado; una izquierda ecologista, que garantice los derechos de la madre tierra; una izquierda socialista, que permita la equidad social, y una izquierda decolonial, que nos permita superar todos los atisbos de racismo, de exclusión y de marginación, que son una lacra de la sociedad en América Latina. Alberto Acosta.

La Nicaragua arrecha

Si salimos de Ortega y no luchamos por integrar económica, social, cultural y políticamente a nuestra sociedad, desperdiciaríamos las dolorosas lecciones que ofrece nuestra crisis, e irrespetaríamos la memoria de nuestros muertos. Manosearíamos el sacrificio de nuestra juventud si, como decía Pedro Joaquín Chamorro, no salimos de las burbujas sociales en las que vivimos encerrados, para ponernos en los zapatos del “otro” y de la “otra”, y priorizar las necesidades de los pobres y los oprimidos de nuestra sociedad. Andrés Pérez Baltodano.

Zoilamérica Narváez Murillo: Ortega es un abusador

Nos afectó entregarle a Ortega el nombre de la Revolución. La Revolución llegó a significar tanto que la personificamos en él. Todos tuvimos que hacer un camino de reconocimiento para darnos cuenta de que el poder de la Revolución no estaba en una sola persona, sino en nosotros mismos. Zoilamérica Narváez Murillo, para revista Perfil.

Hermanas nicas, yo sí os creo (y 19 razones para pedir la renuncia de Ortega)

Ortega volvió al poder en 2008 precisamente por pactar con el Partido Liberal y con la Iglesia católica.
No se puede apoyar como mal menor (frente a la amenaza imperialista) a un mandatario que abusó sexualmente de su hijastra, que ilegalizó completamente el aborto y cuya vicepresidenta y esposa bendice los embarazos en niñas.
En un manido paquete ideológico, quienes nos solidarizamos con la rebelión popular en Nicaragua somos acusadas de apoyar a la oposición venezolana, de estar financiadas por la Casa Blanca y de ser sionistas.
June Fernández es periodista, directora de la revista feminista Pikara Magazine. 25/07/2018