Consultas comunitarias y desarrollo. Nueve preguntas y un sueño

Los empresarios pretenden viabilizar un modelo de desarrollo violento, destructivo y excluyente: Oxec y todos los demás proyectos ilegales e ilegítimos.
Las comunidades disputan el derecho a decidir, la libre determinación  sin restricciones.
Este es el trasfondo de la sentencia Oxec y de la campaña empresarial para regular el derecho de consulta. Este es el debate. 
Andrés Cabanas, 10 de julio de 2017.

Consultas comunitarias y libre determinación

Las consultas comunitarias, además de la decisión sobre proyectos extractivos, garantizan el derecho de libre determinación y construyen nuevas formas de organización y de ejercicio del poder en los territorios. Las consultas representan la capacidad de decisión de los pueblos, sin restricción. Este es el debate que la sentencia de la Corte de Constitucionalidad en el caso Oxec pretende anular. Esta es la lucha.
Textos: Mario Sosa (2017), Ricardo Changala y Daniel Pascual Hernández (2017) y Andrés Cabanas (2015). Imagen: Chajul Ixil.

Apuesta por la pluralidad

Pluralidad de ideas, visiones, luchas, deseos, actores, sujetos…para transformar este Estado impuesto de forma uniforme y esta nación monótona, que sigue siendo la patria de unos pocos. Textos de Rebeca Lane, Organización Trans Reinas de la Noche y Jorge Solo. Fotografía: Vicente Chapero.

Más allá del horror: país en disputa

La necesidad de convertir la violencia, la desigualdad y la injusticia normalizadas (relaciones autoritarias, la imposición, el individualismo, la indiferencia como valores) en un gran espacio de solidaridad y construcción comunitaria, genera retos para la acción política. La articulación de programas, acciones y sujetos (organizaciones y actores) es condición sine qua non para convertir esta coyuntura de violencia, neoconservadurismo, crisis e indignación en corriente de transformación que quiebre el Estado y el régimen actual. Andrés Cabanas.

Comercio 2: el derecho a la protesta y a la vida

Salimos a las calles por una simple razón. Estábamos cansadas de promesas vacías e incumplidas. Veníamos trabajando desde el año pasado y no lográbamos nada.
Salimos a las calles porque Guatemala es un país donde, si no te manifiestas, ni siquiera conocen tus peticiones. Queremos que nos escuchen y que los medios de comunicación informen de nuestros problemas y nuestra realidad.
Si ellos tienen el derecho a la libre locomoción, nosotros tenemos el derecho a la protesta y sobre todo el derecho que ningún ciudadano puede romper, que es el derecho a la vida. Varias autoras.

Crisis sistémica, dominación imperial y sueños de emancipación

Este es el momento preciso, en que los movimientos sociales, pueblos originarios y fuerzas socio-políticas democráticas deben iniciar un proceso de diálogo entre sí, conformar un amplio frente político y construir acuerdos que permiten accionar de manera conjunta en el actual escenario político, convertirse en interlocutores nacionales frente a los factores de intervención y crear condiciones políticas que conlleven a la convocatoria de una nueva asamblea constituyente originaria para fundar un nuevo Estado. Simona Yagenova.