Cambio climático y crisis civilizatoria

Los sueños de progreso del pasado se están quebrando y es urgente acometer transiciones que, desde la equidad y la justicia, permitan encarar las pérdidas ya irreversibles y frenar el deterioro que aún sea posible detener, tratando de proteger de una potencial dinámica de colapso a las mayorías sociales. Necesitamos una sociedad que se marque como objetivo recuperar el equilibrio con la biosfera. Textos de Yayo Herrero, Maristela Svampa y John Bellamy Foster. 

Cuidar y cuidarnos

En un mundo en el que las opresiones están interconectadas, la solidaridad y las luchas deben también converger. Combatir la visión androcéntrica del mundo asociada al distanciamiento emocional, la competitividad y la violencia exigen una revolución moral personal y colectiva. Carmen Ibarlucea.

Consumir es un acto político

Los mercados han sido los centros sociales y comerciales de los pueblos mesoamericanos. En los mercados no solamente intercambiamos productos, también intercambiamos historias. Cuando compramos en un mercado aportamos a la economía de las familias que conforman este espacio y sus formas de producción. Cuándo compramos en un mercado de productos locales y agroecológicos, aportamos a la economía de nuestra región y al medio natural en donde vivimos. Textos de Komonil Tezulutlán, Claudia Gaitán y Michael Lowy.

Violencia en el Estado finca

La aritmética más inversión-menos derechos se completa con la ecuación resistencia-incremento de la violencia. La represión agrede -históricamente-a dirigentes, organizaciones y comunidades, para debilitar las resistencias y favorecer los proyectos de despojo. Hoy, en esta situación de crisis multidimensional y estructural, la represión no se diluye, sino se agudiza. El Estado continúa construido, y amenaza con reconfigurarse, sobre bases coloniales. Andrés Cabanas, 31 de mayo de 2018.

Ni corrupción ni esclavitud

La corrupción solo está cambiando su disfraz. Debemos instalar una Asamblea Plurinacional Constituyente para dar vida a una Constitución Política que obligue a frenar la desigualdad, que prohiba y castigue los privilegios fiscales; que declare los derechos del agua, de los ríos, de los bosques y de la tierra. Necesitamos una Constitución que estimule varias formas de propiedad y no solo la propiedad privada; que nacionalice la energía eléctrica; que desmilitarice todo el territorio y que regule una carrera civil y una carrera judicial de funcionarios honestos.

Los pueblos Maya, Garífuna, Xinca y Mestizo necesitamos cambios profundos para frenar el despojo y la corrupción. Tomemos decisiones. Tenemos derecho a gritar que NO queremos una economía corrupta. Consejo del Pueblo Maya, CPO, 28 de mayo de 2018.

La catástrofe es no hacer nada

De no afrontar una profunda y rápida transformación de los metabolismos económicos, enfrentaremos una gravísima desestabilización global de los ecosistemas y ciclos naturales con desastrosas consecuencias sobre los territorios y la vida. Por eso tenemos que reorientar toda nuestra vida y acción política hacia la prioridad de conservar la vida. Eso es lo que toca ahora. Esa la tarea política más importante, heroica y hermosa que tenemos por delante. Yayo Herrero, 4 de abril de 2018